La ONU y Reino Unido exigen a los países ricos más dinero antes de la COP26

"Los países desarrollados tienen que asumir el liderazgo", señaló el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, tras reunirse en privado con unos 40 líderes de todo el mundo para advertirles que existe "un alto riesgo de fracaso" en la COP26.

antonio_guterres_10.10.39_a.m.jpeg

Antonio Guterres
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Efe/John Minchillo

Naciones Unidas.- La ONU y el Gobierno británico exigieron este lunes a los países ricos un esfuerzo mayor, sobre todo económico, en la lucha contra la crisis climática durante una reunión previa a la COP26, que se celebrará en noviembre en Glasgow (Reino Unido).

"Los países desarrollados tienen que asumir el liderazgo", señaló el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, tras reunirse en privado con unos 40 líderes de todo el mundo para advertirles que existe "un alto riesgo de fracaso" en la cumbre climática de Glasgow.

El primer ministro británico, Boris Johnson, también apeló a las naciones más ricas, insistiendo especialmente en la necesidad de que cumplan con el compromiso de facilitar 100 mil millones de dólares anuales para financiar acciones climáticas en los países en vías de desarrollo.

Ese dinero, prometido en el Acuerdo de París de 2015, no se ha hecho por ahora realidad, pero tanto Guterres como Johnson confiaron en que pueda materializarse durante la COP26.

"Todavía no estamos ahí, pero hoy hubo declaraciones esperanzadoras al respecto. Así que es un área donde espero que podamos tener progresos serios en Glasgow", dijo el diplomático portugués tras reunirse con los líderes.

Johnson apuntó que en esta reunión privada se presentaron compromisos importantes por parte de países como Dinamarca, Suecia e Italia y de la Unión Europea (UE), pero subrayó que será clave ver lo que haga Estados Unidos, cuyo presidente, Joe Biden, tiene previsto abordar la crisis climática en su intervención de mañana ante la Asamblea General de la ONU.

Mientras tanto, Guterres se mostró preocupado por la falta de avances en materia de adaptación a la crisis climática y, especialmente, en la reducción de emisiones.

"Con base en los compromisos actuales de los Estados miembros, el mundo está en un catastrófico camino a un calentamiento de 2.7 grados centígrados. La ciencia nos dice que cualquier cosa por encima de 1.5 grados sería un desastre", recordó.

El jefe de Naciones Unidas insistió en que todos los países tienen que contribuir para poder cumplir con la meta de tener cero emisiones netas para 2050 y llamó a los Gobiernos a presentar propuestas lo más ambiciosas posibles sin esperar a los demás.

Johnson, que copresidió la cumbre de hoy junto a Guterres, se mostró algo más optimista y consideró que la COP26 "va a ser un punto de inflexión".

"Es el momento en el que tenemos que crecer y asumir nuestras responsabilidades”, señaló Johnson, recalcando que es “el mundo desarrollado” el que más debe hacer, pues lleva emitiendo gases de efecto invernadero desde hace dos siglos.

Artículos recientes