España lamenta que el borrador de acuerdo rebaje la ambición en hidrocarburos

Teresa Ribera destacó que las modificaciones realizadas por el presidente de la COP26, Alok Sharma, al texto que se negocia "en algunas ocasiones han sido para bien y en otras, sin embargo, ha reducido la fortaleza de su compromiso".

teresa_ribera.jpeg

Teresa Ribera
La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España, Teresa Ribera. Efe/Javier Lizón

Glasgow, R.Unido.- El Gobierno español lamentó este viernes que el último borrador de acuerdo en la cumbre del clima rebaje la ambición sobre el fin del carbón y los subsidios a los combustibles fósiles, aunque alabó los avances en financiación.

La vicepresidenta tercera del Ejecutivo y ministra de Transición Ecológica de España, Teresa Ribera, destacó que las modificaciones realizadas por el presidente de la COP26, Alok Sharma, al texto que se negocia "en algunas ocasiones han sido para bien y en otras, sin embargo, ha reducido la fortaleza de su compromiso".

"Hemos visto un movimiento en el que se introducían matices, se adjetivaba esa llamada de la presidencia a que desapareciera el carbón y las subvenciones a los combustibles fósiles", dijo.

Donde el primer texto, publicado el miércoles pasado, llamaba a los países a "acelerar el fin del carbón y los subsidios a los combustibles fósiles", el nuevo borrador limita esa demanda a "la eliminación del carbón sin sistemas de captura de carbono" y de "los subsidios ineficientes a combustibles fósiles".

"En realidad, lo que los expertos economistas dicen es que los subsidios a los combustibles fósiles nunca son eficientes. Por tanto, nunca tiene sentido que se introduzca ese adjetivo", consideró Ribera.

Auguró que en las próximas horas "se van a oír con claridad y con fuerza las voces que reclamen un compromiso".

Como prueba de esa presión creciente, explicó que hoy se reunió con los países de la coalición para una alta ambición y comprobó que había "unanimidad" en que la COP26 debe reforzar los mensajes políticos clave en financiación, en adaptación y también en mitigación, es decir en las medidas para frenar el calentamiento.

"Es un momento de compromiso en la parte financiera y en la parte de mitigación, que la presidencia británica no debe desaprovechar", añadió.

Respecto a las mejoras aportadas en el texto, Ribera elogió que "no se conforma con constatar que no hemos cumplido, (sino que) endurece el compromiso para poder conseguir que el aumento de la temperatura se quede en 1.5" grados.

Con ese objetivo, "activa todo un proceso de revisión e invita a quienes todavía tienen margen para incrementar sus contribuciones o para aportarlas por primera vez", añadió.

Especial relevancia tienen, a su juicio, los "elementos novedosos" que introduce el borrador acerca de la financiación, ya que "generaliza la sensación de que el conjunto de flujos financieros debe ser compatible con la seguridad climática".

Por eso, destacó los llamamiento que contiene el texto a introducir innovaciones en esos flujos y el hecho de que se reconozca la decisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) de permitir utilizar los derechos especiales de giro para la financiación climática.

"Esto es muy importante porque el Acuerdo de París ya expresaba en 2015 que, más allá de esos 100 mil millones de dólares que debemos aportar colectivamente para los países en desarrollo, debemos asegurar que el conjunto de los flujos financieros globales sean compatibles con las necesidades climáticas", manifestó.

Artículos recientes